Uno de los problemas que hemos tenido todos en la piscina, es encontrar unas gafas cómodas, que no entre agua y que no se empañen.

Bueno el problema es que cuando llegas a la tienda las condiciones son óptimas y seguramente casi todas te ajustan y parece que no te van a dar problemas, por esto yo os recomiendo que cuando veáis unas gafas en la piscina de algún compañero que se pueden ajustar a tus necesidades, no lo dudes, pruebalas, tan sólo haciendo 100 metros puedes saber si es lo que buscas, y si eres nadador de piscina no te olvides de hacer un par de salidas con ellas para ver su ajuste.

En caso de que no encuentres nada que te acople, yo te aconsejo las gafas que se llevan utilizando más de 20 años y que la mayoría de los nadadores de competición no las cambian por ninguna. Son las llamadas “SUECAS” y las puedes encontrar de todas las marcas, pero todas son similares. Su precio puede oscilar entre 4 y 15 euros y te puedo asegurar que por esa inversión puedes tener las mejores gafas de tu vida.

Hay de muchos colores, ya depende de tu gusto, pero para piscina cubierta colores claros, (transparentes, amarillas, o azules) y para descubierta o aguas abiertas oscuras (negras o de espejo).

Bueno si tienes alguna pregunta me puedes escribir a blog@nadamas.es

Y ahora os paso el video de cómo se montan. “Buenas brazadas y nadamas”