Hemos hablado muchas veces de la importancia de la planificación en los entrenamientos, y yo diría que en la vida diaria también. Cuando realizamos cualquier tipo  de actividad necesitamos un descanso, incluso en las tareas intelectuales.

En la natación, es más complicado el tema del descanso, ya que cuando el periodo es muy  largo, podemos perder la sensibilidad del agua y luego nos va a costar tres veces más recuperar la antigua forma. Pero a pesar de esto si queremos conseguir el mayor rendimiento posible hay que dejar periodos de descanso que los dividiremos en:

1.- Descanso Pasivo

2.- El descanso Activo, que es el que vamos a tratar en este post.

El descanso pasivo si que es entendible, ya que las dos palabras significan lo mismo “Descanso” y “Pasivo”, por tanto no hay ninguna duda que nos tumbaremos en la playa a leer un buen libro, o nuestro blog y desconectar del todo de la actividad física.

El Descanso Activo, por contra consiste en modificar la forma de entrenar de la temporada para pasar a un nuevo periodo en el que puedes realizar nuevas actividades físicas, distintas a las de toda la temporada o seguir nadando aprovechando este ciclo para mejorar la técnica, realizar ejercicios que no han salido bien durante el año, etc., todo ello a un ritmo mucho más cómodo que incluso el periodo de pretemporada.

Este método es el que vamos a realizar durante el mes de Agosto, ya que algun@s seguiréis compitiendo en travesías de vuestras localidades cercanas o aprovecharéis par viajar y utilizar la competición como un modo de vacaciones. Es por esto que es interesante que no dejéis de entrenar totalmente y que mantengamos en lo posible la forma adquirida durante el invierno, pero siempre pensando que ya estamos descansando, “estamos de vacaciones”.

Os voy a pasar entrenamientos de recuperación, un total de 8 para que hagáis 2 semanales, pero como he dicho se pueden cambiar con otras actividades físicas nuevas para vosotros, como podría ser remo, barranquismo, rutina, rafting, etc. y sobre todo entrenando con la mentalidad de diversión, de disfrutar de lo que estamos haciendo y tener activado el modo ZEN.

Alguno se puede plantear que: ¿Entonces en las travesías, no haremos buenas marcas?… Si tienes la intención de preparte alguna travesía en concreto durante estas fechas, lo que debes hacer es retrasar el tercer macrociclo hasta esa competición, con entrenamientos de series de calidad y puesta a punto en función de la distancia a nadar, pero a partir de esta competición, haremos 30 días de descanso activo y 15 días de descanso pasivo. “TENEMOS QUE RECUPERAR”. Nos vemos a mitad de septiembre.

Entrenamientos para Agosto: (ver carpeta de Agosto_2018): click